• Maggie Giorgi

Curate ese tatuaje

Le pregunté en nuestra última sesión “¿Ya se te curó?”, me dijo que no, que estaba lejos de que eso pase porque era muy grande y recién había pasado una semana.

Luego me reafirmó que se había quedado pensando en esa pregunta y me dijo una gran verdad: En el afán de ver el dibujo lindo y acabado en la piel, uno se olvida que un tatuaje es una herida después de todo, que demora en sanar, qué hay que hacer un tratamiento. Requiere un método para con la zona con determinados cuidados específicos por unos cuantos días para que esa herida quede linda. Porque si no curás bien un tatuaje queda medio mal el tema de la tinta y que se yo. Ni idea cómo es, pero sobre todo en los tatuajes grandes creo que se nota zarpado cuando está mal curado.



En todo caso, que gran reflexión. Una hermosa metáfora de las vivencias que duelen.

¿Cómo tratamos nuestras heridas? ¿Cómo curamos nuestros tatuajes? Tatuaje entendido como una obra de arte / trofeo para mostrar un mensaje.

Quizás es un lindo ejercicio para entender cómo nos vinculamos con las heridas y los procesos de incorporar aprendizajes desde las vivencias que duelen.

¿Cuánto respetamos los tiempos y los procesos de sanación? ¿Cuánto ponemos de nosotros para conectar con todo lo que ocurre en nosotros antes de llegar al resultado?

Curar duele. Y sobre todo, lleva tiempo. Ubicar el rol del paso del tiempo y del método, la constancia y la perseverancia de una y otra vez pasar la pomada, es una cultura terapéutica que vale oro. O vale la pena al menos para que el tatuaje se vea lindo, al final del proceso y lucir con orgullo la herida pintada.

#Psicologíasustentable #sanar #tatoo #tatuaje #amor #curación #sanación #proceso