• Maggie Giorgi

El buen líder habla poco

El Tao dice:

El buen líder habla poco.

practica el no hacer

y vive en libre armonía.

Parece no liderar.

Por eso el pueblo dice: "es natural! somos libres!"

Así cree vivir según su ley.

En mi consultorio está súper presente el Tao te King. Nos nutrimos de él en cada cierre de sesión. El Tao es un texto clásico chino de aprox 400 a.c. que habla del camino hacia la virtud, de una actitud frente a la vida y el ego.

En este extracto que elegí, porque justamente salió hoy en una sesión, se plantea un hackeo a una forma muy occidental de cómo vivir el liderazgo dónde estamos acostumbrados al diálogo, al debate, a decir, pronunciarnos, sonar para ser escuchados. Estamos super adiestrados a hablar. Parece que hablar bien es un atributo super valorado. Esto de lo discursivo, la retórica, la “parla”, o “labia”. El manejo del lenguaje persuasivo es un favorito del marketing. Quien tiene un proyecto debe saber venderlo bien en 7 minutos en el mundo de start ups. Los eventos empresariales son eso, gente reunida hablando, haciendo “lobby”. Conocerse es a través del lenguaje. Será que tienen que ver con una cabeza más imperialista occidental? La idea de éxito está asociada a quién puede “venderse” bien? Estamos tan adiestrados a esto de presentar con palabras nuestras ideas, desde la escuela aparece el formato de presentación “oral” o escrita. Estructurados desde el lenguaje para todo.



Ahora bien. El Tao nos plantea otra modalidad, pareciera que obra desde otra zona del cuerpo. Como si se tratara de una actitud de confianza intrínseca. Practicar desde el no hacer. Hablar menos, intervenir lo necesario. como si la claridad se pudiera transmitir desde el estar, transitar. Desde el ejemplo. Sin dar órdenes, sin pronunciarse. El silencio como forma de procesar mi seguridad personal. Esa actitud da sensación de libertad. Elijo seguirte, elijo ser tu servidor porque verte SER, inspira. Como si la persuación no fuera necesaria, liderar por contagio.

Para lograrlo es clave escucharnos más a nosotros mismos, internamente. Si hablo mucho es mi propia necesidad de convencerme de lo que estoy diciendo, en cambio si conquisto mi seguridad no tengo nada que demostrar afuera. Creo en mí, eso me da armonía, me vuelvo inspirador.

Hablar es un recurso útil, probá incorporar otros. Mirar, escuchar, sentir, respirar, cohabitar en el espacio con otros. Liderar no es mandar, es encabezar una idea, vivir ese movimiento.

Confiá. Confiá en el poder de confiar en vos.


#psicologíasustentable #confianza #hablarmenos #darejemplo #inspiración