• Maggie Giorgi

Hay gente que nos agota y hay gente que nos inspira.

Así es. Hay gente que vibra en mí haciéndome sentir más estresad@ y también hay gente que inspira, que entra en mi mundo privado como una brisa cálida con aroma a sándalo, cultivando nuevas ideas y figuras, transformándome y ayudando a ser más luminos@.

¿Qué sería esto de agotar? Tiene que ver con sabotear nuestra capacidad de ser felices a través del despliegue de conductas estresantes que condicionan de forma directa aquellos entornos donde se mueven. Dicho de otro modo, alguien que tiene la energía media cruzada (sin calibrar) y descompensa la energía del afuera. Nos cansan porque resuenan egoístas, prejuiciosos y victimizados. Pero ojo. No es igual que la etiqueta de gente tóxica. Acá hablamos de un estado que promueve la persona desde su propio estado estresante o de ansiedad, un efecto colateral de lo que la persona está sufriendo. Y acá viene la cuestión posta: si una persona nos agota no es su responsabilidad, es nuestra. Y está de nuestro lado de la gestión porque habla de que nos encuentra permeables. Hay personas que agotan en nuestra familia, en nuestros trabajos, entre las amistades e incluso por qué no, en nuestras relaciones afectivas.

El sentirnos agotados, el ser «permeables» a este tipo de conductas, lejos de apagarnos o de conferirnos cierto cansancio, nos mantiene siempre en alerta, con la sensación de querer defendernos de «algo» o «alguien», de vivir siempre a la defensiva. Acá podemos poner límites en el afuera pero la realidad es qué hay un movimiento mucho más sencillo.

Cuando uno es muy joven no elige a sus amistades o a sus primeros amores, vamos a lo que nos viene con pasión y sin filtro alguno, pero con el tiempo nos volvemos mucho más selectos, más hábiles y menos permeables a lo que no sirve, a lo que agota, a lo que desea robarnos lo que nos es legítimo: la felicidad.

Entonces, ¿Cuál sería la actitud que quiero acercarles? permitirnos encontrar personas que nos inspiran e invertir cada día tiempo en ellos, permitiéndonos ser permeables a lo que nos hace bien, a la kalima de ideas y confianza que nos provocan. Elegir pasar tiempo on quienes no agotan es sin duda un el camino para estar menos estresados, más cerca de la felicidad.




#felicidad #inspiración #agota #psicologíasustentable #psicología #energiarenovable #energía