© 2016 by Magela Giorgi. 

  • Maggie Giorgi

La transmutación ha comenzado

Amo el Zodíaco y por eso muchos me tildan de psicomagia como si tal cosa fuera algo negativo. Para mí es un privilegio conectar con todas las frecuencias del ser. El momento en que nos transformamos de un proyecto a un puntito de vida carga con mucha información sobre nosotros. Ese momento es el que asigna nuestro signo. Igual acá lo relevante que quiero señalar no es eso sino que hay una tónica en cada signo que es única, y la que nos toca ahora es de las más potentes, y se siente en el consultorio.

Escorpio. Uno de los signos más marginales. Tiene muy mal marketing. Yo aprendí a amarlo.




A partir de esta semana llegó su reinado y como todo signo de agua moviliza las profundidades afectivas a todo nivel.

Escorpio nos enseña a habitarnos. En lo lindo pero en lo escruto también. Nuestras sombras emergen desde la profundidad para encontrarse con nosotros. Sinceridad y franqueza. Quienes somos en verdad queda puesto en la mesa.

En este periodo lo terapéutico, lo psicológico, lo místico están al alcance de la mano. Un tiempo para conectar y aprovechar la luz y transmutar. Soltar una vieja escama, la capa que ya no uso y salir de la coraza más dócil y genuin@.

Es increíble como desde la transformación de mi mism@ logro ver al otro más allá de lo que dice o hace. Verlo y leerlo de verdad, aprendo a atravesar con mi rayo láser directo a la sensibilidad del otro.

Nadie dijo que iba a ser fácil. Escorpio tiene veneno dentro. Sabe convivir con el dolor en sus entrañas y eso lo hace muchas veces el bicho más hiriente del zodiaco. De ahí la manipulación, la forma sexual de vincularse, la pasión y la intuición desmesurada de su naturaleza. Dramático y extremo. Le cuestan los grises y esa precisamente es su misión. Habitar también la tranquilidad.

En este periodo todos vamos a vibrar una frecuencia de intensidad y oscuridad, habitar rincones que no nos gusta mirar así que más vale estar adiestrado a mirar fijo y abrazar los cucos. Acompañar el drama con dolor. Preparar la muerte de lo que estoy dejando ir. Sanar. Con toda. Con el veneno afuera y adentro. Desde mi sensibilidad transfórmame para después re-conocer al otro y ayudarlo a sanar también. Empatizar. Amar. Trascender. Vivir, pleno. Aprendamos este mes a habitarnos y amarnos más. Bienvenido Escorpio.


#psicologíasustentable #escorpio #octubre #psicología #transmutar #miedo #emociones