• Maggie Giorgi

Ser chiquito en un mundo de grandes


Partamos de la base de que todos tenemos por suerte nuestro niñe interior vivo y esto de la pandemia, al llevarnos a lugares de incertidumbre y vulnerabilidad, nos pone contra las cuerdas con nuestros recursos más primitivos. Voy a abrir un poco de data. Un caso claro de incertidumbre es el desempleo. En este trimestre llegará a un 14,2% (171.609 personas), un 5% más de lo que estamos acostumbrados. Es un montón.

Otro tema, la automatización del trabajo. En Uruguay, desde 2014 se destituyeron 38.000 puestos de trabajo en función de automatizarlos, dejando mucha gente que no tiene una formación específica o no tiene recursos para formarse falto de instrumentos para estar inserto en el mundo laboral.

Sigo con temas de “grande”. Independizarse. Un 65 % de los jóvenes uruguayos de hasta 29 años vive en la casa de sus padres, y esta cifra seguramente se agrave a fines de este año. La última, traer vida. Las mujeres uruguayas tienen un promedio de 1,88 hijos, el 30% entre sus 20 y sus 24 años. Es un montón de mujeres.




¿A qué voy con todo esto? A que es un mundo cada vez más complicado para sobrevivir, que nos exige encarar muy tempranamente todos estos temas. Y digo tempranamente porque a los jóvenes 17 años tenemos que tener una mínima resolución y deseo elaborado de cómo va a ser el resto de nuestras vidas. Y a los 17 somos re chiquitos! Es decir, lo que elegimos hacer durante nuestra vida no debería nunca ser un acabado único, sino algo mutable que vaya adquiriendo la forma que sea en la medida que vamos conociendo el mundo, pero por ahí el entorno no ayuda a que ese espíritu orgánico se desenvuelva así de natural. De golpe nos convoca a volvernos grandes. Y nunca hay una formación de cómo cultivar la seguridad interior, la confianza en mi mismo. No se trabaja esta dimensión de mi amor propio en el liceo. Entonces después en terapia terminamos trabajando mucho en ese niñe interior que no logró resolver el golpe traumático de lo que sea que lo obligó a hacerse grande, con lo que sea que eso signifique para cada uno según su formación.

En estos tiempos de pandemia y con este mundo todo dado vuelta donde no hay más certezas, dale bola a este lugar que te digo, a ese niñe que está pasando mal, que nadie le enseñó a ser fuerte en estas fases de incertidumbre. Dale un espacio, escuchalo, sanalo.


#psicologíasustentable #niñointerior #adultez #incertidumbre #pandemia #covid-19 #coronavirusUY