• Maggie Giorgi

Somos comunidad. Hagamos ritos.


Ayer leí una parte del libro “la desaparición de los rituales” de Byung-chul Han, que arranca de una con el capítulo “presión por producir”. Los rituales son algo genuino que produce cualquier comunidad o raza, es como un lenguaje sin palabras que prevalece a lo largo de generaciones. Es quizás un lenguaje tribal, que de alguna forma lo entendemos cuando lo vemos. Cómo hacemos? Y nada, formando parte de esa comunidad nomás.

El ritual es un símbolo para cohesionarnos entonces. Nos sentimos parte de algo inmenso cuando lo vemos. Gente rodeando fogón (o varios en San Juan), una danza grupal, un cortejo. Lo reconocemos cuando lo vemos, aunque no nos lo hayan enseñado, y hacen de la experiencia traumática de estar en el mundo, una cosa más familiar y llevadera, más hogareña capaz, más estable también porque de alguna manera nos sincroniza con los otros, nos ubica en un lugar. Qué mejor contención que esa, no?

Ahora bien, el sistema productivo margina los rituales, los deja en el borde, en los tiempos libres. Hasta como si fuera un premio a obtener si y solo si se produjo bien, en tiempo y forma. Quedan entonces asociados al placer de gozar el premio ganado. Incluso los estandariza, le pone hora de inicio y cierre porque claro, hay que volver a ser productivos. Se hacen las 7am y zaz, se prenden las luces y se corta la música en la fiesta electrónica. el aparato productivo mató la fiesta.


En esta configuración parece que queda el rito primal en oposición a alienación productiva.

Ojo con eso. El placer no es el propósito único del rito. La exposición de las plumas de un pavo real para cortejar a la pava no necesariamente es un goce, más bien es un momento clave en la vida del pavo para poder prevalecer su clan. Ese mismo rito, en los humanos se está perdiendo. La elección de mi pareja sexual en un match en tinder poco tiene de ritual de cortejo. Entonces nos alienamos, alienamos el sexo, la fiesta. Y cuando nos alienamos consumimos más. Consumimos cosas, sustancias, personas.

Cuida los ritos. Cuida tu tiempo, mesurá tu ego productivo.


#psicologíasustentable #ritual #cultura #fiesta #aliena #sanjuan